fbpx
Cuáles son las 9 cualidades de una persona resiliente

Cuáles son las 9 cualidades de una persona resiliente

Se llaman cualidades a las características que definen a algo o a alguien. Pueden referirse tanto a aspectos físicos como a aspectos personales, refiriéndose en este segundo caso a las características positivas. Las cualidades de una persona pueden ser muchas, siendo en muchas ocasiones complementarias. Se relacionan con las capacidades, el carácter y la personalidad.

Las cualidades de una persona están interrelacionadas, y pueden ser tanto adquiridas como naturales o innatas.

Qué es la resiliencia

La resiliencia es la capacidad de adaptación a situaciones adversas que tiene un ser humano, tanto en el ámbito individual como en el familiar, comunitario y cultural.

La resiliencia se relaciona con la capacidad de triunfar, de tener éxito, ante situaciones de estrés.

Las cualidades de una persona para alcanzar un alto grado de resiliencia son numerosas, interrelacionándose y complementándose unas a otras.

9 cualidades de una persona resiliente

El mundo rompe a todos, y después, algunos son fuertes en los lugares rotos. Ernest Hemingway

Cualidades de una persona resiliente

Las cualidades de una persona resiliente pueden resumirse en las siguientes.

Autoconocimiento y autoestima

Cualidades muy relacionadas entre sí.

El autoconocimiento se basa en saber cuales son las principales habilidades y fortalezas, así como las debilidades y limitaciones, con el objetivo de poder marcarse metas realistas y objetivas en la vida, siempre teniendo presentes los aspectos que se deben mejorar. Esto conlleva un aumento de la autoconfianza y la autoestima.

En un plano más concreto, una persona resiliente sabe pedir ayuda en caso de necesitarla y la importancia que conlleva trabajar en equipo.

Empatía

La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar de otra persona, de comprender las causas de su comportamiento, y de actuar en consecuencia. Una persona empática sabe cómo dar y recibir afecto y con eso aumenta su red de relaciones sociales, una de las bases del éxito en todas sus vertientes.

Autonomía

La autonomía personal viene en muchas ocasiones de la propia autoestima, haciéndonos conscientes de que podemos influir en el devenir de nuestro entorno con nuestras propias decisiones, y permitiéndonos actuar y resolver conflictos y adversidades.

Creatividad

Una persona resiliente tiene la suficiente creatividad como para transformar las derrotas en victorias, o al menos en nuevos caminos a explorar. De nada sirve lamentarse por lo que se ha perdido, es mejor recoger los restos del naufragio y con ellos crear una nueva realidad.

Enfoque positivo ante la adversidad

Nada se consigue lamentando las situaciones adversas. Hay que pensar que las victorias son pasajeras, pero que los fracasos nos permiten adquirir una experiencia y un conocimiento que nos durará toda la vida. Solo se equivoca quien hace muchas cosas, y solo haciendo muchas cosas se triunfa en la vida. Es el ciclo del éxito.

Carpe diem

Aprovecha el momento. El pasado no se puede cambiar y el futuro aún no existe. Una persona resiliente vive en el aquí y en el ahora, disfrutando del tiempo presente e intentando solucionar los problemas actuales, sin lamentar los errores anteriores ni angustiarse por las incertidumbres que puedan surgir en el mañana.

Flexibilidad y Perseverancia

Una persona con cualidades resilientes siempre tendrá sus objetivos claros, persiguiéndolos con perseverancia, pero teniendo la suficiente flexibilidad para no caer en la obstinación. Es importante tener claro el camino que se quiere seguir, pero lo que no se puede hacer es darse cabezazos contra un muro cuando se encuentra. Hay que ser los suficientemente flexible como para rodearlo de alguna manera. Es aquí donde hay que echar mano de la creatividad.

Como ves, las cualidades de una persona resiliente siempre están interrelacionadas.

Sociabilidad

Las personas resilientes no solo saben crear una red social cultivando amistades, sino que saben rodearse de personas positivas que sean como un viento de popa que los impulse, y no un ancla que los lastre.

Tolerancia a la frustración y a la incertidumbre

A una persona resiliente le suceden las mismas contrariedades que a cualquier otra (cuando llueve, llueve para todos), pero es capaz de afrontarlas con autoconfianza y autonomía, lo que le otorga un alto grado de tolerancia a la frustración. Incluso llegando a rozar esa frustración sabe encontrar el apoyo en su entorno social para vencer cualquier incertidumbre que le pueda rondar.

En resumen, las cualidades de una persona resiliente pueden resumirse en la frase que el gran Tom Hanks se repetía a menudo en la maravillosa y múltiples veces premiada película Philadelphia, en la que, ante los graves problemas que debía afrontar, susurraba incesantemente para sí mismo: Todo problema tiene solución, todo problema tiene solución….

El cambio comienza en tí. Hoy es el día, porque el futuro empieza hoyy desde tus circunstancias actuales. Concédete unos instantes para cambiar tu realidad.

Cristina Díaz-Tendero

Coaching Teleológico y Mindjung

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar